La mayoría de las personas no comprende el esfuerzo que hay detrás de ser emprendedor. Sólo se fijan en ti cuando empiezas a tener éxito, pero no valoran los enormes sacrificios por los que tienes que pasar cuando estás emprendiendo.

Hablando con otros emprendedores siempre llegamos a la conclusión de que es necesario ser pobre, de tiempo y dinero, durante 1000 días (3 años aprox.) hasta poder disfrutar de un nivel de ingresos y tiempo libre como el que teníamos antes de embarcarnos en este viaje.

Esto es lo que suele pasar durante esos 1000 días:

 

Antes de los 1000 días (el "wantpreneur")

- Odias tu trabajo.

- Un amigo te habla de libro The Four Hour Workweek, lo lees y se te iluminan los ojos. A la semana siguiente presentas tu carta de renuncia.

- Viajas sin billete de vuelta a algún sitio exótico y barato con el dinero que tienes ahorrado. Regresas en un mes.

- Lees decenas de libros de autoayuda y de emprendimiento (que en realidad son otro tipo de libros de autoayuda).

- Hablas sobre Startups con tu familia y amigos sin saber muy bien de qué se trata.

- Alguien te pasa un enlace de un artículo de Vivir Al Máximo o de Carlos Azaustre y te gustaría montar algo parecido (creo que ellos estaban empezando a la vez que yo, pero recuerdo que había alguno parecido que me inspiró).

- Empiezas a escribir un Blog (probablemente alojado en Blogspot o WordPress.com) acerca de ti o de las cosas que te gustan.

- Te apuntas al programa de afiliados de Amazon, metes algunos enlaces en tu Blog y no vendes nada.

- Haces cursos de diseño Web, PHP, JavaScript…

- Te asocias con un amigo para lanzar una idea que no tiene mucho sentido. La cosa no acaba bien.

- Compras un montón de dominios, empezando múltiples proyectos y abandonándolos en cuanto te das cuenta de que ya existe algo similar.

- Te cagas en la madre de Tim Ferriss y de todos los que venden el emprendimiento como algo fácil que puedes hacer de la noche a la mañana.

Hasta ahora has hecho muchas cosas pero todavía no has comenzado a emprender (el término wantpreneur en inglés significa "quiero y no puedo ser emprendedor"). Tranquilo, no has estado perdiendo el tiempo… seguro que has aprendido muchas cosas por el camino.

Día 1 al día 333 (la "catarsis")

- Llegas a la conclusión de que si vas a trabajar para una empresa no será por dinero sino por el aprendizaje que te aporte.

- Aceptas un trabajo en una empresa de Software o una agencia de Marketing. Te pagan mucho menos que en tu anterior trabajo.

- Empiezas a llamar a potenciales clientes y empiezas a hacer algunos trabajos como Freelance.

- Te das de alta como autónomo porque tus clientes empiezan a pedirte facturas.

- Te embarcas en una idea que ya existe, pero no ves a la competencia como una amenaza sino como una validación de mercado.

- Trabajas en tu proyecto por las tardes y los fines de semana.

- Dejas de salir con tus amigos y empiezas a asistir a Meetups y eventos de emprendedores.

- Todo el mundo piensa que deberías tomarte unas vacaciones y volver a ser el mismo de siempre lo antes posible.

- Dejas de perder el tiempo escribiendo artículos y te decides a poner un botón de “comprar ahora” en tu Web.

La presión social en contra del emprendimiento es muy fuerte, sobre todo en países amantes de la buena vida, como España. Es muy difícil mantener la constancia y el esfuerzo cuando tus amigos salen de cañas todas las tardes y se van de viaje los fines de semana. La mayor parte de los emprendedores abandona en este punto, pero tú no.

Día 334 al día 666 (el "valle de la muerte")

- Tienes clientes recurrentes para tus trabajos de Freelance. Vendes productos o suscripciones de tu Startup todas las semanas.

- Creas una Sociedad Limitada porque queda muy cutre emitir facturas como autónomo para tu Startup.

- Tienes demasiado trabajo en tus propios proyectos y sientes que tu trabajo de 9am a 6pm te está quitando horas.

- Subcontratas parte de tus trabajos como Freelance y la creación de contenido para tu Blog. Te preguntas por qué no lo has hecho antes.

- Has eliminado el teléfono de tu workflow. Ahora sólo necesitas el e-mail para comunicarte con tus clientes.

- Vives con lo necesario y eliminas todos los gastos superfluos… excepto un MacBook Air i7 porque al fin y al cabo es tu herramienta de trabajo y te da movilid...PORQUE TE APETECE Y PUNTO.

- Mencionan a tu Startup en esa Web en la que querías que te publicasen... y no te trae ni un solo cliente.

- Sientes miedo y paranoia constante… ¿y si se me cae el servidor, y si me hackean la Web?

- Revisas el código de tu Web y te das cuenta de la chapuza que hiciste cuando comenzaste. Decides rehacerla entera y te lleva la cuarta parte del tiempo.

- Haces un pequeño cambio en tu Web y se triplican las ventas. Te das cuenta de que es a esto a lo que se refieren como “pivot” en El Método Lean Startup.

- Dejas tu trabajo porque ya has aprendido todo lo que te podían ofrecer. Tu jefe te ofrece un aumento y subir 5 categorías. Se lo agradeces de todo corazón, pero lo rechazas.

- Tus familiares y amigos piensan que te has vuelto loco dejando un trabajo fijo en plena crisis y que estás persiguiendo un sueño que únicamente es posible para “los ricos”.

Seguramente pasarás por varios momentos de bajón durante este tiempo y perderás el contacto con algunas personas por el camino: personas que envidian lo que has creado pero que no son capaces de llevar a cabo el esfuerzo necesario para conseguirlo.

Día 667 al día 1000 (la "luz al final del túnel")

- Tu novia agradece que estés mucho menos estresado desde que dejaste el trabajo… pero sigue deseando que le hicieses más caso.

- Sigues yendo en contadas ocasiones a las reuniones familiares a pesar de ser un nómada digital.

- Has aprendido que cuando tus amigos te preguntan “¿y qué es lo que haces exactamente?” lo mejor es dar una respuesta breve que incluya la palabra “autónomo” y cambiar de tema. Es lo mejor para todos.

- Tu principal moneda de cambio ya no es el Euro sino el tiempo.

- Podrías sacar algo de dinero extra, pero prefieres no aceptar más encargos como Freelance porque te quitan tiempo de tus nuevos proyectos.

- Tienes plantillas de mensajes cordiales que vienen a decir “no gracias, no me interesa ese puesto como desarrollador” para los Recruiters de LinkedIn.

- No tienes miedo al fracaso porque sabes que, a una mala, encontrarías trabajo en 3 días.

- Te encanta viajar pero te duele pasar un día entero sin poder contestar a tus clientes.

- Empiezas a tener problemas de “alta calidad” como montar un sistema de facturación, recibir menos e-mails, pagar menos impuestos, etc.

- Tienes muchas ideas de negocio. Decides concentrar tus esfuerzos en las tres más interesantes.

- Te das cuenta de que estás enganchado a las Startups y que quieres más.

- Sientes gratitud hacia la vida.

 

¿Y tú, en qué día te encuentras ahora mismo?

¡Compártelo!


Deja tu comentario:

The best marketing automation tools for your website

Pivotway is an easy way to automate your inbound marketing. Transform your website into a lead generation machine and drive revenue to your business.